La aplicación de las tecnologías de la información aumenta la productividad de una empresa hasta un 30%

Grupo de Consultoria Henca
Charla ProductivaLa aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) en las empresas puede generar un incremento de hasta el 30% en la productividad de una compañía. Así lo ha explicado el director de área de Servicios Profesionales de Sistel, José Vicente Lafuente, quien ha dirigido esta mañana una charla orientada a la productividad dentro de las empresas familiares que ha sido organizada por la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante. Algunos estudios apuntan incluso a que el impacto de las TICs se puede traducir en un aumento de entre el 0,25% y el 30% de la productividad, valores que dependen del tipo de empresa, del número de empleados que posee la entidad y del sector en que desempeña su actividad. La incorporación de herramientas para ahorrar tiempo y automatizar tareas rutinarias contribuye a mejorar la productividad empresarial. El presidente de la AEFA, Francisco Gómez, ha señalado que “en un momento económico como el que acontece es prioritario disponer de un equipo humano debidamente preparado y motivado para que mejore la productividad de nuestra empresa, y así podamos competir con el resto de empresas que operan en los mercados donde nos movemos”. Otra de las cuestiones analizadas en la charla ha sido la necesidad de interconectar las distintas áreas de negocio a través de las redes sociales y medios sociales internos con el fin de incrementar la productividad, ya que mediante estos mecanismos los empleados cuentan con herramientas que ahorran tiempo y dinero a la empresa a nivel comunicativo. Asimismo, Lafuente ha apuntado que “la motivación de los empleados es importantísima para la productividad”. La creación de un portal para los empleados también supone un aumento en la productividad, puesto que reduce costes empresariales al centralizar el acceso a la información que puede necesitar un empleado para consultar ciertos procesos internos, como una solicitud vacacional, las nóminas, etc. Además, la gestión de tareas e imputación de gastos conduce a un incremento en la productividad de los empleados, porque constituye un proceso automático de contabilidad de ingresos en la compañía. Fuente: Aqui